INDICACIONES PRE OPERATORIAS

La realización de una dieta antes del By Pass y Manga Gástrica, es una parte fundamental de la preparación preoperatoria de pacientes que van a ser intervenidos, y un requisito antes de la cirugía bariátrica según la ASMBS (Sociedad Americana de la cirugía bariátrica y Metabólica).

La dieta antes del By Pass y Manga Gástrica tiene por objetivo alcanzar una pérdida de peso suficiente, previamente a la operación, lo que garantizará el éxito de la cirugía y prevendrá de posibles complicaciones durante y después del By Pass y Manga Gástrica.

La preparación preoperatoria incluye otros aspectos como la realización de ejercicios respiratorios y de actividad física.

Con respecto a la dieta antes del By Pass y Manga Gástrica, ésta consiste en lo que se conocen como “dietas mixtas”, que son aquellas en la que se combina una “alimentación natural” (frutas, verduras..) con complementos alimenticios elaborados en laboratorios. En el caso de Clínica Obésitas, los complementos alimenticios que utilizamos para la preparación y dieta antes del By Pass y Manga Gástrica, son batidos, natillas y sopas de la Marca Optifast, con distintos sabores de vainilla, cacao, fresa, café y verduras.












La dieta antes del By Pass y Manga Gástrica se basa en una dieta hipocalórica (alrededor de 800 kcal) e hiperproteica, en la que se toman 3 sobres de Optifast al día (Desayuno, comida y cena), acompañado generalmente de dos piezas de fruta (almuerzo y merienda) y una ración diaria de verdura en las comidas. Mientras dure la dieta preoperatoria, se deben de eliminar bebidas gaseosas, irritantes (alcohol), o estimulantes (ricas en cafeína o teína).

La duración de la dieta antes del By Pass y Manga Gástrica varía en función del grado de obesidad del paciente y de si se trata de una obesidad central – abdominal (tipo manzana) o periférica – ginoide (tipo pera). Generalmente es una dieta de 2 a 4 semanas, y con la que se pierden entre 7-20 kg. Esta pérdida de peso que facilita la realización de la dieta antes del By Pass y Manga Gástrica, favorece la disminución del volumen del hígado, la grasa que rodea a los intestinos, y la grasa de la pared abdominal. Todo ello consigue, un abdomen más blando, con un espacio libre mayo, que nos facilita técnicamente la intervención y aporta una gran seguridad al equipo. Además, los pacientes pierden buena parte de los líquidos acumulados por debajo de la cintura, típicos de los pacientes obesos como consecuencia de la hiperpresión abdominal. Esto líquidos acumulados, pueden favorecer la estasis venosa y la trombosis venosa postoperatoria, de manera que con la pérdida de peso también se está previniendo esta y otras posibles complicaciones del By Pass y Manga Gástrica.

No obstante, cabe destacar que la dieta se personaliza a cada paciente, en cuanto a calorías y duración atendiendo a las características individuales de actividad diaria, patologías (como por ejemplo la diabetes), ansiedad por la comida, edad…

En conclusión, la preparación dietética preoperatoria antes de una cirugía de reducción de estómago, es clave para conseguir una pérdida de peso óptima que garantice una cirugía segura. La dieta antes del By Pass y Manga Gástrica, consiste en una dieta mixta, hipocalórica e hiperproteica que debe adaptarse a las necesidades individuales de cada paciente. Es MUY IMPORTANTE, hasta el punto que si el paciente no consigue realizarla o no se alcanzan los niveles de seguridad esperados, la intervención debe retrasarse unos días, prolongando la preparación hasta conseguir el objetivo.

INDICACIONES POST OPERATORIAS

Usted ha sido sometido a una Cirugía Bariátrica, lo que le permitirá mejorar su problema de obesidad y corregir las enfermedades desencadenadas por ésta.
Sin embargo, es importante recalcar que para obtener un resultado exitoso, a largo plazo, se requiere de su colaboración y disciplina, siguiendo los controles con el equipo multidisciplinario, manteniendo una alimentación saludable y realizando actividad física en forma periódica.

INDICACIONES MÉDICAS GENERALES

  • Reposo relativo: Levántese, muévase y camine. Sólo acuéstese en la cama para la siesta y en la noche para dormir.
  • No haga fuerza ni deportes. No debe realizar esfuerzos físicos importantes en el 1° mes de operado. Luego de ese periodo será derivado al Gimnasio de la Clínica para iniciar su rehabilitación física con el equipo de Kinesiología.
  • No necesita curaciones en las heridas, déjelas cubiertas con el parche que se colocó previo al alta. Su cirujano lo descubrirá en el control.
  • En caso de que la herida se enrojezca, esté caliente y/o dolorosa, llame a su cirujano, de no poder ubicarlo acuda al servicio de urgencia.
  • Puede ducharse todos los días.
  • Deberá tomar un medicamento como protector gástrico y un analgésico que será indicado por su cirujano.
  • Tome los medicamentos que usa habitualmente, a menos que su médico le indique lo contrario.
  • Si es diabético no reinicie los hipoglicemiantes orales (metformina - glibenclamida) hasta que su médico lo indique.
  • Debe acudir a control con su cirujano y con la nutricionista entre el día séptimo a décimo postoperatorio.
  • En caso de dolor abdominal o fiebre no dude en contactar a su cirujano o acudir al servicio de urgencia para evaluación.












MANEJO NUTRICIONAL

La clave del éxito de su cirugía está en la alimentación saludable y disciplinada.

PRIMEROS 7 DÍAS POST-OPERADO:
ALIMENTACIÓN LÍQUIDA

El aspecto más importante de las primeras semanas después de la operación es que usted se mantenga bien hidratado.

  • Inicialmente su régimen será líquido, y debe tomar 1 taza (1 taza: 200cc) cada 3 horas. Es decir, 6 veces al día.
  • Los primeros días, que son de adaptación, beba a un ritmo aprox. de 100 cc (media taza de té) cada 30 minutos. Debe beber a sorbos pequeños o con cuchara de té y sin apurarse.
  • Este volumen no es suficiente para mantenerse bien hidratado, por lo que es necesario que durante el día se mantenga tomando al menos 1000 cc extra de agua, jugos de cocción de frutas, té de hierbas o jugos de sobre light.
  • Sí está decaído, orinando pocas veces al día y su orina es muy oscura, es posible que esté deshidratado, y debe preocuparse de tomar más líquido.
  • Beba lentamente, a pequeños sorbos, y suspenda si siente molestias o dolor. Evite consumir líquidos muy fríos o calientes en una primera etapa.
  • No consuma alcohol, ni líquidos con gas ni cítricos.












TIPOS DE LÍQUIDOS

Jugos de Fruta:

Jugos de sobre light. Evite el jugo de naranja, limón y pomelo. Puede tomar el jugo de la fruta cocida como manzana, durazno, pera, etc., pero sin comer la fruta y sin azúcar. Puede utilizar endulzantes no calóricos (stevia o sucralosa, a gusto)

 Sopas:

De vacuno, pollo, pavo o pescado, con vegetales. Esta debe ser un consomé, es decir usted sólo debe tomar el caldo y dejar la carne y los vegetales en la olla.
Tenga cuidado en utilizar alimentos flatulentos como el ajo, cebolla, o pimentón.

Otros:

Leche descremada, cultivada light y yogurt light. Café descafeinado y agua de hierbas sin azúcar (endulzar con stevia o sucralosa). Jaleas light.
Leche descremada y yogurt light, sin lactosa en caso de intolerancia.

El exceso en el consumo de té o café puede favorecer la aparición de anemia, por lo que evite superar 2-3 tazas diarias y nunca acompañe las comidas.

MINUTA DE ALIMENTACIÓN LÍQUIDA

Esta minuta permitirá ordenar sus horarios y mantenerlo bien hidratado.
No fuerce la cantidad de liquido que es capaz de ingerir, la capacidad gástrica es individual y puede que su reservorio no le permita ingerir más de 100cc por vez.

Tiempos de Comida

Ejemplos

Desayuno

8:00 am

½ - ¾ taza de leche o té con leche descremada y endulzante.

Colación 1

11:00 am

50-100cc de yogurt light.

½ taza de jalea light amoldada con leche

Almuerzo

14:00 pm

½ - ¾ taza de consomé de ave o verduras
+ 2 claras de huevo.

Once

17:00 pm

½ - ¾ taza de leche descremada con endulzante
1 yogurt light (125g máx).

Cena

20:00 pm

½ - ¾ taza de consomé de ave o verduras
+ 2 claras de huevo.

Colación 2

22:30 pm

Postre de limón
½ - ¾ taza de leche descremada con endulzante
1 yogurt light (125g máx.)

Líquidos Adicionales

Tomar entre todas las comidas,
y al menos consumir 800-1000cc al día.

Agua de la llave, jugo de frutas, sopas, café descafeinado, agua de hierbas (con edulcorantes no calóricos).
Se sugiere poner alarmas en el celular para recordar los horarios.












ASPECTOS PSICOLÓGICOS

Es importante esclarecer que, una vez realizada la cirugía, el paciente puede presentar distintos cambios a nivel emocional, social y conductual, que pueden ser manejados junto a su psicóloga tratante.

En este sentido, es importante tener claro algunos de los objetivos a tratar en los siguientes controles con su profesional a cargo; estos son:

  • Psicoeducación al paciente y a su familia respecto de los hábitos alimenticios, con el fin de generar una red de apoyo.
  • Esclarecimiento de ciertos rituales o creencias que rigen a las familias en la mantención de las pautas de alimentación, como por ejemplo, ver la comida como una muestra de afecto.
  • Asesorar el cambio conductual, ya que la pérdida de peso va ligada a una nueva forma de desenvolverse con el entorno y consigo mismo. Es decir, las consecuencias físicas se relacionan íntimamente con consecuencias emocionales.
  • Seguimiento y refuerzo motivacional.
  • Neutralizar factores emocionales desfavorables para la recuperación; en este sentido, el manejo y la canalización de la ansiedad son un elemento importante en la mantención de los resultados favorables.

 

EN TÉRMINOS GENERALES, ES IMPORTANTE SABER:

  • Los primeros 3 meses son de adaptación y cambios de hábitos alimenticios, por lo que pueden ser los más complejos.
  • Puede experimentar síntomas tales como fatiga, sueño, cansancio, mareos, principalmente por la baja ingesta calórica que está realizando. Debe intentar regular la exigencia física que realiza a diario. Progresivamente irá retomando las actividades diarias sin problemas.
  • Puede presentar cambios emocionales como llanto fácil, irritabilidad, ansiedad, decaimiento. Todos estos síntomas son parte de su proceso adaptativo. Se deben a los cambios pensamiento/emoción/conducta que está realizando. La comida no es la solución a sus problemas. Debe buscar nuevas estrategias para el manejo.
  • No se preocupe, busque el apoyo de su terapeuta y podrá salir de esto sin problemas.
  • Recuerde respirar profundo, relajar su cuerpo y mantenerse adherido a la dieta.
  • Puede verse complicado al compartir con otras personas alguna comida, ya que debe mantenerse a dieta y el resto no. Si esto se hace complicado, prefiera comer solo hasta que logre adaptarse a su proceso.
  • Recuerde que esto avanza a su ritmo personal.
  • No se obsesione con la balanza: Deje los controles para sus visitas con los especialistas.
  • Recuerde que cada paciente tiene resultados distintos, por lo que sus objetivos deben plantearse en relación a su individualidad, no se compare con otros pacientes. Los primeros meses, el descenso de peso es mayor y gradualmente comienza a estancarse, no se asuste ni intente cambiar la dieta, siga las indicaciones médicas y logrará sus metas.
  • Si desea llevar un control personal de sus avances, pésese solo una vez a la semana, siempre el mismo día, por la mañana, en ayunas, y luego de ir al baño.
  • Es importante entender que la cirugía es solo una herramienta para lograr su peso ideal.












EL 70% DE LOS RESULTADOS DEPENDE DE UD.

  • Cambie sus hábitos de alimentación, mantenga una vida saludable y activa, entienda que la comida sirve para satisfacer una necesidad básica del cuerpo (hambre) y no es un instrumento de la vida social o para el manejo de sus emociones. Aprenda a comer de todo pero en la medida justa.
  • Disfrute de cada una de sus comidas, saboree, coma lenta y conscientemente, sin televisor, computador o celular. Concéntrese en su comida.
  • Arregle sus platos para que sean atractivos.
  • Genere actividades placenteras para llenar esos espacios que le dedicaba a comer por aburrimiento.
  • Y no olvide asistir mensualmente a sus controles médicos.












TERAPIA FÍSICA

  • La actividad física es un pilar fundamental para mantener un estilo de vida saludable y evitar la recuperación de peso en el postoperatorio.
  • Luego del control al primer mes, usted debe ir a la terapia guiada por kinesiólogos del programa.
  • Su cirujano debe derivarlo con una orden médica.

 

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA TERAPIA Y POR QUÉ DEBE SER GUIADA POR UN KINESIÓLOGO?

  • El programa cuenta con 12 sesiones, en las cuales se evaluará su condición física y luego se diseñará una pauta de ejercicios según sus necesidades.
  • Es importante que la terapia esté guiada por un kinesiólogo, ya que es el profesional de la salud que puede indicar correctamente el ejercicio como una herramienta terapéutica.
  • Recuerde respirar profundo, relajar su cuerpo y mantenerse adherido a la dieta.

OBJETIVOS

  • Con esta terapia usted podrá mejorar su capacidad física, se sentirá menos cansado al realizar ejercicios, disminuirá la resistencia a la insulina y los niveles de azúcar en sangre en caso de diabetes.
  • Además, aprenderá lo suficiente de ejercicio para continuar por sí solo después de finalizada la terapia kinésica.

BENEFICIOS

  • El ejercicio regular aumenta el consumo de energía, aún en reposo.
  • Aumenta el consumo de grasas almacenadas para producir energía.
  • Usted se sentirá más feliz y relajado, ya que estimula la secreción de endorfinas, sustancia natural que nos hace sentir bien, influyendo en el ánimo.
  • Por otra parte, el trabajo se realiza en grupo con otras personas sometidas a esta cirugía, por lo que es una instancia ideal para compartir experiencias con sus pares.

 












Textos y fotografías: PROGRAMA DE OBESIDAD, Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica, RedSalud.